viernes, 19 de septiembre de 2008

21- ¡EL ENCUENTRO CON LAS OTRAS FAMILIAS EN BEIJING!

Por fin hemos llegado de nuevo a la civilización. Esta mañana hemos cogido un vuelo desde Chongqing hasta Beijing. Pensábamos que Xiao Hu, puesto que se había despertado unas cuantas veces durante la noche y había dormido mal, durante el viaje se dormiría, pero no ha sido así. Ha comido una tortilla que habíamos cogido mientras desayunábamos; ha comido un poco de arroz del plato pre-cocinado que le han traído a Vicky y que ella ha preferido no probar; ha comido unos gajos de mandarina y muchas patatas fritas con sabor chino, que le encantan. Durante todo el viaje se ha ido pasando de los brazos de Vicky a los brazos de Mikel, mirando a la gente que estaba sentada detrás de nosotros y tirando al suelo todo lo que encontraba en los bolsillos de los asientos.

El reencuentro con el resto de las familias que llegaban también con sus nuevos “hijos” adoptados ha sido verdaderamente emocionante y muy emotivo: todos queríamos explicar a los otros dónde hemos estado, cómo hemos vivido los primeros momentos del encuentro con nuestros hijos, cómo es su carácter, lo que hacen, los miedos que tienen, si duermen bien o mal, si tienen genio o no, si les gusta andar, si son muy activos o muy tímidos… porque en este pequeño grupo hay críos cuyas edades van desde los 13 meses a los 3 años y medio, y cuyos caracteres son tan diversos como sus edades.

¿Cómo es el amor de padre o madre que hace que para cada uno su hijo sea el más guapo?

Después de habernos duchado y refrescado ha llegado la hora de acercarnos a un supermercado para hacer las compras más urgentes. Y ahí nos ves a seis familias españolas con seis niños chinos recorriendo el supermercado con todo el jolgorio que normalmente solemos hacer. Menos mal que para los chinos ya era un poco tarde y no había mucha gente.

Después de las compras ha llegado la hora de la cena. El hotel tiene un restaurante chino, tipo buffet, en la planta 28. Es un restaurante totalmente acristalado, y que va girando muy despacio. Tiene unas vistas impresionantes de Beijing. Pablo ha encontrado en este restaurante comida bastante occidental: pollo empanado, espaguetis y postres, Mikel se ha puesto las botas comiendo ensaladilla de huevos duros con atún, pato asado, pollo frito, pan alemán y bebidas de frutas. Xiao Hu ha probado los espaguetis, jamón asado, y una sopa agridulce. Vicky le ha dado un bocado a la ensaladilla de huevos duros con atún, pero estaba muy cansada y apenas ha comido.

Hoy ya nos perdonaréis, pero estamos tan rendidos después de andar haciendo y deshaciendo las maletas en los hoteles, que sólo os dejamos este video de Xiao Hu en el aeropuerto de Beijing.

Mañana nos espera la Muralla China. Pero ésa es ya otra historia.

2 comentarios:

MARIA TERESA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MARIA TERESA dijo...

El autor que ha eliminado su entrada era Luis que estaba probando cómo funcionaba esto. El pasado día 19 hice una intentona y después de haberme enrollado bastante probé a mandaros mis comentarios pero no funciónó y se me fue todo al carajo, a ver si hoy lo consigo con la ayuda de Luis.
Os decía que me parecía increible que vosotros anduvierais por China y nosotros siguieramos aquí con nuestros qué haceres diarios: comienzo curso (especialmente Elisa), reorganización de casa trás 2 meses y medio de veraneo etc... No me importaría nada cambiaros el plan aunque teniendo en cuenta lo que contais del tráfico, comida, gente, trajín... no sé yo si me lanzaría. Pablo, si estuviese allí tu tía Tere te prepararía una buena pechuga de pollo ó un buen filete de lomo con unos spaguettis. Te entiendo perfectamente con el tema comida, me imagino que yo estaría medio en ayunas todos los días, no te preocupes que ya te recuperarás cuando vuelvas.
Menuda cara de raspa tiene tu hermanito aunque como decía JuanPe, la verdad es que algo de tí tiene.
Vicky, tú ya te puedes cuidar esas piernas y dejar los paseos y visitas culturales para el resto de la "troupe" que seguro que el "pápa" se arregla de maravilla, ya tendrás tiempo de llevarle a Xiao a parques y demás atracciones cuando volvais, una vez te hayas recuperado del viaje.
Bueno chicos, a ver si nos juntamos algún día para que podamos achuchar un poco a nuestro nuevo sobrinito. Ya sabeis que las primas de Madrid María y Elisa son especialistas en achuchones y seguro que no se lo quieren perder. A tí Pablo, ahora convertido en primo de zumosol te dará un buen apretón de manos tu primo Pedro.
Os dejamos, la familia Ostolaza Irigaray os da la enhorabuena y os manda un fuerte abrazo.